En 1953, un grupo de profesores y alumnos posa ante la obra gris del edificio que albergaría a la Biblioteca y que hoy es Rectoría El muro sobre el que se apoya una escalera quedaría eventualmente cubierto por el célebre mural de González Camarena.

<< Regresar al sitio